Canal Youtube

 

Síguenos en Twitter

Síguenos en Facebook

Comité Solidario

 

comité_solidario.png

Blog de Redecos

 

Blog de biblioteca

 

LogoBIBLIOWIN.jpg

Carta A LAS FAMILIAS de la asociación FANUESCA

El Gobierno de Canarias anunciaba triunfalmente hace unas semanas que Canarias había experimentado “un salto espectacular” en su sistema educativo.  Un anuncio que tiene mucho de propaganda y que contrasta vivamente con una realidad desafortunadamente mucho más negativa.

Los datos objetivos de los distintos estudios e investigaciones sobre el estado de la Educación en las Islas se alejan mucho de la injustificada euforia de nuestro gobierno.

Estos dato, entre otros aspectos, señalan:

  • Uno de cada tres jóvenes canarios abandona la enseñanza obligatoria sin titulación alguna.

 

 

  • Los niños canarios de 4ª de Primaria, según el diagnóstico ministerial de 2009, son los que más déficit presentan en la adquisición de competencias básicas.

 

  • El abandono escolar ha hecho estragos en la juventud canaria. Más de la mitad de los jóvenes canarios se encuentra en paro; y su escasa formación dificulta sus posibilidades de acceder a un empleo.

 

Mientras esto ocurre, en las últimas legislaturas el Gobierno de Canarias ha restado 500 millones de euros a la educación pública. Y Comunidades autónomas, con menos riqueza, es decir,  con un Producto Interior Bruto (PIB) inferior al canario invierten más en Educación que nuestra tierra.

 

La política de recortes, agudizada hoy, es una constante en la política educativa del Gobierno de Canarias. Unos recortes que nos han llevado a un comienzo de curso con la mayor ratio (relación entre profesor y número de alumnos), con la mayor masificación de estudiantes en las aulas; así como con la ausencia del profesorado necesario para impartir las diferentes materias.

 

Y todo ello pese a que todos los diagnósticos sobre educación  nos sitúan a la cabeza como la comunidad con mayor fracaso escolar de España, lo que obligaría a un Gobierno responsable a actuar en sentido contrario, es decir poniendo a la Educación como prioridad y planteando actuaciones de choque para mejorar la calidad educativa y garantizar mayores niveles de éxito escolar.

 

Frente a la actual situación no cabe resignarse. Hay mucho en juego. Nada más y nada menos que el presente y el futuro de las jóvenes generaciones de canarios y canarias, el futuro de nuestros/as hijos/as. Por eso estamos convencidos/as de que hay que lanzar un mensaje de rechazo a los gravísimos recortes en Educación y, al mismo tiempo, de esperanza en que es posible y necesario convertir a la educación  en prioridad si queremos que esta tierra y su gente puedan aspirar a un futuro mejor.

 

Para mejorar el futuro de nuestros hijos e hijas se necesita un cambio urgente en el sistema educativo canario.

 

Y, con esa convicción, hemos convocado una manifestación el próximo 28 de octubre a las 17.00 en Las Palmas de Gran Canaria, con punto de salida en la Plaza de la Feria, que queremos sea una amplia movilización ciudadana en defensa de una educación pública de calidad.

Por un futuro de progreso para nuestros/as hijos/as te pedimos que acudas y movilices a los padres y madres a participar en la manifestación.